[Anuncio] Content-top REG-PER-OPI-NAL-INT

Opinión

LIBRE DIRECTO: El Sueño de Angola, El Llanero Que Se Acerca A La NBA

El día en que conocí a Brian Alexander Angola, no pude evitar sorprenderme por su increíble tamaño (1.98 metros de estatura) pero sobretodo, llamó mi atención su madurez, sencillez y perfecta concentración en buscar su sueño: convertirse en jugador profesional de baloncesto en los Estados Unidos.

Aquel día del año 2015, en nuestra primera charla, pudimos compartir su testimonio precisamente en su ciudad natal, Villanueva, Casanare, donde asistíamos a la inauguración de un evento deportivo de carácter departamental.

Angola1

Muy pocos sabían que aquel moreno, delgado y particularmente sonriente, nacido en 1994, se había trasladado a Norteamérica para jugar de manera estatal y comenzar a labrar un futuro que lo tiene hoy en día cerca de fichar definitivamente con los Orlando Magic de la NBA.

La historia dice que Angola practicó atletismo, se enamoró del baloncesto, jugó en Casanare, representó igualmente a la Liga del Meta y aprovechó la oportunidad de viajar al país donde se creó el baloncesto, gracias a destacadas actuaciones con selecciones Colombia juveniles.

Seguramente, han sido años difíciles para el llanero, alejado de su familia y amigos, quienes a la distancia le envían constantemente mensajes de ánimo a través de las redes sociales y demás elementos que hoy la tecnología pone a disposición.

No es sencillo hacerse un lugar en el país donde se juega el mejor baloncesto del mundo y menos, si se trata de un latino. Brian, a partir de su enorme talento y capacidad constante de aprendizaje y adaptación, ha logrado poner a sonar su nombre y llamar la atención del equipo donde surgieron leyendas como Dwight Howard, Shaquille O´Neal o Penny Hardaway, entre otros.

Hoy, cuando los medios de comunicación de la región y el país registran la noticia del jugador que está cerca de la NBA, vienen a mi mente las palabras claras y certeras del juvenil que vestía de sudadera, camiseta ancha y trenzas inconfundibles en su pueblo al sur de Casanare:

Los sueños son posibles si se trabaja duro y se tiene fe. Yo quiero ser profesional y hacer sentir orgullosa a mi familia y me voy a esforzar hasta lograrlo

Manifestaba Angola hace tres años.

La madurez deportiva ha llegado, el camino parece marcado y la firma del contrato para entrar en la Liga de Desarrollo con los Magic, es el último eslabón que resta para alcanzar el sueño máximo.

Álvaro Teherán, fue el primer colombiano en formar parte de la NBA, con el equipo de Philadelphia en 1991. A partir de allí, el anhelo de los nacionales parecía inalcanzable o utópico si se quería. Ahora, un talento del oriente del país se levanta para saltar aún más alto que el resto y tocar el nivel esperado por todos, no solo por lo ojeadores estadounidenses, sino también, por aquellos que desde aquí lo vemos como un referente de nuestra tierra, de su gente, y de todo lo bueno que el deporte está transmitiendo a pesar de las dificultades y los retos que amerita.

Gracias Brian por hacernos soñar con cosas que para los “normales” parecen imposibles. Usted, al igual que otro grupo de talentos de la región, conforman una generación dorada que representa a Colombia a nivel internacional y que desde aquí reconocemos día a día, en busca de que la gente se entere y conozca quienes son sus verdaderos héroes.

Solo falta un paso, la canasta espera y el reloj marca el tiempo suficiente. Es tu momento Angola, el sueño, cada vez es más real. #OrgulloLlanero

JUAN HERNANDO SUÁREZ GUEVARA

COMUNICADOR SOCIAL Y PERIODISTA - ACORD

DIRECTOR DE EL DEPORTIVO DEL LLANO

portada opinion juanher

 

LIBRE DIRECTO: Ni con Nairo, ni con Mariana

Colombia vive por estos días un nuevo debate popular. Ante las declaraciones de Nairo Quintana, criticando directamente a los dirigentes de la Federación Colombiana de Ciclismo por su mala gestión, y a partir de ello la respuesta de Mariana Pajón, hecha pública a través de internet, donde defiende a la dirigencia nacional y muestra su malestar por las palabras del corredor boyacense, el país se ha polarizado y protagoniza un nuevo capítulo de nuestra ya tradicional serie de el bueno y el malo.

Si, es verdad, a los colombianos nos encantan las historias con héroes y villanos sociales que encarnan el sentir y la realidad cotidiana. Nairo, el humilde agricultor que con esfuerzo y talento llegó a lo más alto del ciclismo mundial, y Mariana, la ‘niña bien’ de Medellín, que con el apoyo de su familia llevó el BMX colombiano a dos oros olímpicos e innumerables campeonatos orbitales. Dos personajes inmejorables para montar una cinta propia del mejor cartel cinematográfico.

Que escenario más idóneo para dejar salir nuestra ira, que momento más propicio para desahogar desde nuestros perfiles en redes sociales todo ese malestar que cargamos a diario, direccionándolo hacia aquellos que un día se animaron a salir de su papel habitual para plantear una opinión más allá de las fronteras de la ruta y la pista.

¿Quién tiene la razón? esa es la respuesta que esperan todos, por la que discuten desde sus comentarios subiendo el tono como queriéndose asegurar la verdad absoluta y desde la cual la gran mayoría de medios de comunicación ha montado su ya emblemático show de mediodía.

En mi caso personal, luego de tomar un respiro al presenciar tanto improperio público, he llegado a la conclusión que ninguna de nuestras dos estrellas del deporte es merecedor del Oscar en esta película. Cada uno está jugando el rol que le compete a partir de su historia particular, y si, también es cierto, bajo la influencia directa o no pero al fin y al cabo existente, de su asociación real con directivos nacionales que se frotan las manos por estar o mantener su poder sobre las bielas.

Nairo, amigo de Fernando Flórez, ex alcalde de Tunja, quien vio truncados sus objetivos por ingresar a la Federación para la actual vigencia; y Mariana, con su padre en la Junta Directiva, sustentando una gestión que para ella debería defenderse en lugar de criticarse, como osara hacerlo públicamente nuestro campeón Quintana.

 

La verdad absoluta no la posee ninguno. Estamos hablando hoy de dos grandes ídolos de Colombia, argumentando una realidad a partir de su lugar y lo que cada cual ha recibido o no de sus dirigentes.

Si usted o yo, querido lector, estuviéramos en la posición de alguno de ellos muy probablemente estaríamos diciendo exactamente lo mismo y protagonizando en su lugar este ‘culebron’ mediático

Entiendo a Quintana, un hombre que se hizo prácticamente solo, a partir de su gran talento, y que corrió con la suerte de que uno de los mejores equipos del mundo se fijara en él para llevarlo a Europa y brindarle todo lo necesario en pro de explotar ese gran potencial natural que ahora exhibe en las mejores pruebas del planeta. Decepcionado además por las fallas a todas luces existentes de unos directivos que le siguen debiendo mucho a sus deportistas y que además salen luego a realizar declaraciones desafortunadas como aquella famosa de Jorge Ovidio González, presidente de Fedeciclismo, quien afirmó que “Nairo no sabe de ciclismo”. Una frase que pasará a la historia en lugares de privilegio, como los que saben ocupar nuestros políticos gracias a perlas como “eso fue a mis espaldas” o “hasta ahora me entero”.

A pesar de ello, tampoco voy a crucificar a Pajón, y mucho menos negarle su razonamiento propio desde una posición igualmente ganada a pulso y sacrificio, porque por más que su familia no venga de extracción humilde, para ser doble medallista olímpica y la mejor en la historia de su disciplina, algo de mérito se debe tener.

Los problemas no se hablan de esa forma y es mejor construir que destruir. En eso coincido con la antioqueña, aunque tampoco me gustara para nada, la manera en que se manipuló aquel famoso audio de voz, para montar la escena que nos tiene hablando de lo que no debemos.

¿En qué debemos centrarnos entonces? debemos hacerlo en aquello que sigue existiendo en el fondo, no en la forma, y es cómo mejorar aún más las condiciones del deporte colombiano, con falencias que vienen desde su creación y acciones oscuras que impiden que nuestros atletas lleguen aún más alto.

No concibo que Colombia sea el segundo país en el ranking de la UCI, cuando deberíamos ser los primeros y tener no solo algunas decenas sino centenares de ciclistas alrededor del planeta. Capital humano en cantidad y calidad tenemos de sobra, y eso aplica también para otras disciplinas.

No caigamos en estas cortinas de humo que se orquestan en mentes maquiavélicas que utilizan a nuestros ‘ídolos’ para mantener o acabar con una línea política. Al igual que ustedes, yo quiero que Nairo y Mariana sigan ganando, los respeto y por esa misma condición que se ganaron con sudor y lágrimas, no voy a tomar partido por ninguno. Ambos se ganaron el derecho de opinar, que digan lo que quieran, pero no los volvamos actores principales de nuestras historias de pasillo o del dedo acusador e infalible que utiliza el teclado para disparar odio a través de la red.

La última palabra no la tienen ellos, sino aquellos verdaderos responsables de la realidad deportiva nacional.

Tengámoslos presentes, pidámosles cuentas a los administradores, no solo nacionales sino regionales y municipales, y dejemos tranquilos y concentrados a nuestros campeones, ellos se ganaron su lugar en la historia y no merecen que manchemos sus nombres o agotemos su cariño por cuenta de alguien más.

Esta película debe tener otro fin, pero no son Nairo ni Mariana los llamados a protagonizarlo.

inmn

JUAN HERNANDO SUÁREZ GUEVARA
COMUNICADOR SOCIAL Y PERIODISTA
DIRECTOR DE ELDEPORTIVODELLLANO.COM

 

LIBRE DIRECTO: El Año Deportivo Que Culmina

2017 fue un año de contrastes para el deporte casanareño. Por un lado, los protagonistas de diferentes gestas que quedarán para siempre en la historia llanera cumplieron su tarea a cabalidad, múltiples medallas nacionales e internacionales, participaciones en selecciones Colombia y ciclos que van fortaleciéndose en disciplinas individuales y de conjunto, auguran más satisfacciones para los períodos venideros.

Se debe aclarar, que los logros actuales corresponden a procesos de varios años, liderados por entrenadores y familiares que han apostado su esfuerzo y recursos en busca de ayudar a cumplir los anhelos y objetivos de sus hijos o alumnos.

Disciplinas como el taekwondo, patinaje, atletismo, tenis de campo, tenis de mesa, voleibol, baloncesto convencional y paralímpico, fútbol de salón, entre otras, ocuparon lugares permanentes en los titulares de prensa del período que termina.

Casanare, posee en la actualidad una de sus camadas más grandes e importantes de cara al futuro con deportistas que están cerca de alcanzar su punto máximo de rendimiento y dar el salto a la élite, sumados a otros que ya se han posicionado a nivel profesional y compiten con los mejores dentro y fuera de Colombia

Nombres como: Javier Baldión, Kevin Lenis, Nicolás Navarro, Juliana Garzón, Sofía Castillo, Paula y Valentina Latriglia, Karol Moreno, Jeferson Ochoa, Yudy Pérez, Beyer González, Martha Moreno, Giancarlos Mosquera, Maryuri Villamizar, Brigith Mayorga, Sebastián Gámez, Sofía González, Felipe González, Germán Suárez, Claudia Silva, Juan Pablo Sierra, Brian Angola, Mauricio Gómez, Edwar Cuernú, Diego Capacho, Rodrigo Pérez, Mayra Díaz, Wilmer Escobar, Dolly López, Lorena Vargas, Liseth Camacho y William David Muñoz, entre otros, enmarcan dos generaciones de campeones que hacen ilusionar a todo un pueblo con más éxitos y la posibilidad real de llegar a citas suramericanas, mundiales y olímpicas, siempre y cuando el apoyo necesario exista a nivel estatal e individual.

En este panorama que parece esperanzador, surgen también nuevos retos por cumplir, a cargo de entrenadores que deberán mantener y superar el nivel demostrado, sacando el máximo provecho de las condiciones de sus atletas, a pesar de las dificultades en materia estructural y en varios casos un entorno social desfavorable que suele acabar en algunas ocasiones con los talentos naturales.

De igual manera, será fundamental el cumplimiento de las promesas hechas públicas por el gobierno departamental, a partir de recursos por más de 5 mil millones de pesos provenientes del orden nacional para inversión en el sector deporte desde el próximo año

A la fecha y durante dos años que completa esta administración, la inversión en el área ha sido verdaderamente escasa. Desde el Indercas, los recursos provenientes no han sido suficientes para suplir necesidades básicas como contratación permanente de entrenadores y monitores, así como nuevos escenarios y apoyos constantes para salidas dentro y fuera del territorio colombiano, salvo algunas excepciones. Habrá que esperar un par de meses para confirmar si lo anunciado se hará realidad por el bien de centenares de deportistas en formación y etapa de competencia.

A pesar de lo anterior, el balance general debe considerarse como satisfactorio, dentro de un panorama que de ser bien entendido y contando con un manejo apropiado, puede suscitar un sinnúmero de beneficios deportivos, sociales e incluso económicos para un departamento ávido de noticias positivas.

2017 será recordado como un buen año, gracias a ustedes deportistas.

portada opinion juanher

Juan Hernando Suárez Guevara
Comunicador Social y Periodista
Director de Eldeportivodelllano.com

LIBRE DIRECTO: El Primer Año


Una hoja en blanco y un esfero, eso era todo lo que teníamos para traer a la vida a El Deportivo del Llano. Era enero de 2016, allí, en la mesa de un local comercial, se organizó entre líneas y letras, el primer bosquejo de lo que sería unas semanas después la más gratificante realidad.

Inicialmente se trataría de un periódico impreso, pero al ver las condiciones económicas de la región y el limitado público al que podíamos llegar, decidimos lanzarnos al mundo digital, el nuevo escenario de la comunicación, aquí donde no hay fronteras y cualquier persona del mundo puede compartir el contenido que desee. Ya previamente el profesor William Duarte, entrenador de taekwondo, nos había hablado de un caso exitoso en materia de información de su disciplina en otro país, lo cual también fue clave para animarnos a lanzarnos al universo web.

La línea editorial sería lo más fácil de definir. En eso estuvimos claros siempre, queríamos hacer algo diferente, resaltar a los que no tienen voz, mostrar que en el llano colombiano hay gente buena que desde el deporte y la cultura se esfuerza día a día por representar a su tierra con orgullo y corazón. Descartamos por completo los comentarios negativos, irrespetuosos, sin fundamentos y faltos a las nociones básicas que creemos debe poseer un medio periodístico medianamente decente, así muchas veces sea lo que más rating genere. Para eso la gente ya tiene suficientes opciones.

También es cierto, cuando ha sido necesario señalar algo que no esta bien, o con lo que no concordamos lo hemos hecho, incluso sin con ello se ha visto afectado a algún poder administrativo o político. Las consecuencias de ello también las hemos visto pero no es este el momento de anotarlas.

Han sido muchas las anécdotas, los eventos, las competencias, las jornadas de sol o de lluvia cubriendo una noticia, el esfuerzo, los momentos difíciles pero sobretodo, aquellas enormes satisfacciones que han llegado a nuestras vidas desde aquel 29 de febrero de 2016 ( casualmente año bisiesto). Ese día, a la 1:45 am, vio la luz Eldeportivodelllano.com.

No alcanzan las líneas para compartir con ustedes el gran cúmulo de sentimientos que quisiéramos plasmar, pero queríamos dedicar este momento para agradecer a todos aquellos que lo han hecho posible

Deportistas, cultores, familiares , entrenadores, directivos, a todos mil y mil gracias, es por ustedes y para ustedes a quienes nos debemos día a día.

Hoy somos el medio de comunicación especializado en deporte a nivel digital de mayor crecimiento, constancia y seguimiento en la Orinoquia colombiana. Ese objetivo no podíamos lograrlo sin el apoyo y labor esmerada de todos ustedes.

A las marcas y empresas que han creído en nosotros, Gran Plaza Alcaraván, Welcome Yopal, Box Boss Yopal, Therapy Sport Center, Martello Libardo Niño, 20 For Fit, Unisangil, Indercas, Aycor Trofeos, Unitrópico, gracias por su confianza.

El trabajo continúa, hay muchos niños, jóvenes y adultos allá afuera esperando que el mundo se entere de sus logros e ideales. No importa si se trata de un atleta Olímpico o uno de corazón, para ellos nos levantamos día a día y con la voluntad de Dios lo seguiremos haciendo hasta que suene el pitazo final.

Dejar una huella y aportarle a esta tierra ávida de noticias positivas y personajes de bien, seguirá siendo nuestra hoja de ruta.

Guillermo, Alexandra, Camilo, quienes han sido parte de este equipo. Mi familia, amigos, a todos, gracias por creer. El Deportivo sigue adelante.

El nacimiento de un sueño:

interinicio

 

 

Libre Directo: El Campeón del Mundo que se convirtió en soldado

Lo primero que debo anotar antes de comenzar con este artículo es que respeto profundamente a nuestro Ejército Nacional, su institucionalidad y el invaluable servicio que ofrecen a los ciudadanos. Lo que ustedes van a leer a continuación, es el repaso por uno de los más grandes logros en la historia de nuestro deporte, su protagonista, y como pasó en menos de un año de patear un balón y levantar una Copa del Mundo, a vestir el camuflado de la patria.

Brayan Zarza, es un joven natural del municipio de Pore, Casanare, de extracción humilde pero luchadora como gran parte de nuestros hogares, que vio en el fútbol de salón uno de los motivos más grandes para sonreír a pesar de las dificultades.

 Desde muy niño, comenzó su proceso formativo y fue creciendo física y técnicamente bajo las instrucciones de su entrenador Sergio Hurtado y el resto de sus compañeros que componían junto a Brayan, una camada excepcional de talento al servicio de su tierra.

Tanto a nivel colegiado como de Liga, Zarza y los muchachos fueron ganándose un espacio de respeto en el contexto regional y nacional, gracias a varios logros obtenidos en diferentes certámenes federativos.

Lo anterior, valió para que el cuerpo técnico del equipo colombiano Sub 17, pusiera sus ojos en Zarza, un moreno espigado, fuerte y luchador que dejaba todo en cada pelota que disputada dentro de un terreno de juego.

Había llegado su hora, el Campeonato del Mundo de Paraguay 2016, tendría por primera vez a un jugador casanareño que por ese entonces vivía el sueño máximo de su existencia

En aquella cita, Colombia dejó a un lado a sus rivales, fue superando cada una de las fases y obtuvo el título sin discusión en una disciplina en la que el país es potencia orbital con tres títulos de mayores.

Allí, en tierra guaraní, nuestro personaje alcanzó la gloria más grande, ubicó su mano en el pecho y entonó el himno de su país en un escenario que algunos meses antes, ni siquiera habría imaginado cuando corría por las canchas del colegio Rafael Uribe Uribe, en Pore.

IN1ZAR

Tras convertirse en campeón del Mundo, el jugador fue recibido como un héroe en Casanare. Cientos de personas formaron una gran caravana en su localidad, lo levantaron en hombros y lo ubicaron en el podio supremo de sus próceres más destacados.

En Yopal, entre tanto, el suceso también causó gran impacto. Los medios registraron la hazaña del triunfador y como era de esperarse, nuestros administradores, políticos, y demás protagonistas habituales de los titulares de prensa, decidieron acompañar al joven poreño, en el bus de la victoria.

Con bombos y platillos, la Asamblea Departamental preparó un homenaje para Brayan. Palabras de felicitación brotaron de los diputados y representantes del deporte, abrazos, una placa, la foto respectiva, y “nuestro eterno agradecimiento por dejar en alto a Casanare” expresaron en aquel momento los funcionarios.

IN2ZAR

Durante aquellos días de júbilo, a los oídos de Zarza llegaron promesas de todo tipo, vivienda, estudio, un salario, entre otros subsidios, fueron puestos a su disposición. Algunos llegaron por un par de meses, pero rápidamente, todo quedó atrás.

Brayan, volvió a su realidad humilde y a pesar de seguir compitiendo y ubicarse con su equipo días más tarde entre los mejores de la Final Nacional de los Juegos Supérate Intercolegiados en Bogotá, ya nada habría de cambiar, el campeón había dejado de ser noticia.

IN3ZAR

Algunos de sus seres cercanos me escribieron contando lo que sucedía, las promesas no se cumplían y Zarza estaba por concluir sus estudios de bachillerato. Sin tener recursos para ir a la universidad, el único camino que aparecía era el de acudir al llamado constitucional y ubicarse en las filas de nuestro Ejercito.

Aún no se ha cumplido el primer año de aquella gesta donde un hijo de Casanare levantó por primera ocasión un título mundial en una disciplina de conjunto. Algo impensado en una región con tan escasos recursos para el sector deportivo, donde a partir del talento natural y el esfuerzo de familiares y entrenadores, nuestros representantes consiguen competir con los mejores en varias disciplinas

En poco tiempo, los sueños de Brayan quedaron rotos, la casa, la beca, el sueldo, el apoyo, el patrocinio, todo se lo llevo el aire, las cámaras dejaron de seguirlo y hoy, solo quedan las anécdotas en la mente del muchacho que sirve con honor a su país pero que en el fondo añora ponerse los tenis, la camiseta nacional o departamental, y demostrar su valía desde otro frente, el frente del gol.

IN4ZAR

IN5ZAR


JUAN HERNANDO SUÁREZ GUEVARA
COMUNICADOR SOCIAL Y PERIODISTA
DIRECTOR DE ELDEPORTIVODELLLANO.COM

 

[Anuncio] Content-bottom REG-PER-OPI-NAL-INT