[Anuncio] Content-top Vida saludable

Vida saludable

¿Se debe comer antes de entrenar?

 

¿Deberías comer antes de entrenar o no? Es una pregunta tan vieja como la búsqueda de tener músculos, e incluso los científicos han tenido largos debates sobre este tema.

Investigadores de la Universidad de Bath, en el Reino Unido, pusieron a un grupo de hombres con sobrepeso a caminar durante 60 minutos, con un consumo máximo de oxígeno de 60%. Primero lo hicieron con el estómago vacío. En una segunda caminata, comieron un desayuno alto en carbohidratos dos horas antes del ejercicio. Para medir la diferencia, los investigadores tomaron múltiples muestras de sangre y de tejido adiposo.

pc

Para hacerlo más sencillo, la respuesta a la pregunta es no. El tejido adiposo está ocupado respondiendo al alimento durante el ejercicio, lo que significa menos cambios favorables en el tejido y menos beneficios para tu salud a largo plazo

También se puede analizar de una forma más técnica: la expresión de dos genes, PDK4 y HSL, se incrementa luego de hacer ejercicio en ayunas y disminuye si te ejercitas con el estómago lleno. El incremento en el PDK4 probablemente indica que la grasa almacenada fue lo que activó el metabolismo de estos hombres, en vez de los carbohidratos. Y el incremento del HSL indica típicamente que el tejido adiposo utiliza energía almacenada cuando incrementa la actividad -como al caminar 60 minutos con un consumo máximo de oxígeno de 60%, por ejemplo.

Ahí está tu respuesta, al menos por el momento. Después de todo, como también se ha comentado, hacer ejercicio con el estómago vacío no necesariamente te ayuda a perder peso más rápido que con el estómago lleno.

Con información de Ian Servantes. menshealthlatam.com

Consejos para aumentar el colesterol bueno o HDL naturalmente

 

El colesterol HDL o lipoproteína de alta densidad, se conoce como colesterol bueno, y es importante mantener un nivel de colesterol total bajo, y aumentar el colesterol HDL, y para ello es necesario cambiar la alimentación.

porco


CONSEJOS DIETÉTICOS PARA AUMENTAR EL COLESTEROL BUENO O HDL

– Evita los alimentos procesados y altos en carbohidratos, ya que pueden aumentar el azúcar en sangre y disminuir el nivel de colesterol HDL.

– No consumas alimentos ricos en grasa, especialmente aquellos que contienen con grasas trans o hidrogenados, que puedes encontrar en fritos, patatas fritas o galletas saladas entre otros.

– Incorpora aceites monoinsaturadas en tu alimentación, como el aceite de oliva, aguacate y frutos secos.

– Obtén más fibra soluble en tu dieta, que ayuda a reducir el colesterol LDL y aumenta el nivel de HDL, puedes encontrar fibra en frutas y verduras, legumbres y cereales integrales.

– Realiza ejercicio para aumentar el colesterol HDL; es importante llevar una vida saludable y realizar ejercicio aeróbico por períodos de 30 minutos varias veces a la semana; baja los kilos de más si es que los tienes y mantente en tu peso ideal, para disminuir el colesterol malo y aumentar el colesterol bueno.

ALIMENTOS QUE AYUDAN A SUBIR EL COLESTEROL HDL

Seguidamente aparecen una serie de alimentos que ayudan a bajar el colesterol total y mantener alto el colesterol bueno o HDL:

GRASAS TIPO MONOINSATURADAS

Influyen positivamente en el colesterol HDL, en especial los ácidos grasos omega 3, que puedes encontrar en ciertos pescados azules, como el salmón, el atún, bacalao, caballa, sardinas, arenques o trucha entre otros, el arenque y las sardinas; frutos secos, como nueces, almendras y nueces americanas y semillas, como la linaza. cáñamo y calabaza

No hay que olvidar los aceites vegetales, como aceite de oliva, aguacate, canola, cártamo o girasol, la soja y sus derivados y las verduras de hoja verde.

ALIMENTOS RICOS EN FIBRA SOLUBLE

Agrega a tu dieta dos porciones diarias de fibra soluble, que puedes encontrar en cereales integrales, legumbres, vegetales y frutas.

CEBOLLAS

Comer media cebolla cruda diaria, ayuda a aumentar el colesterol HDL en un 25 %.

HUEVOS

A pesar de que los huevos se encontraban en la “lista prohibida” para el colesterol, este alimento ayuda a aumentar el colesterol HDL, siempre y cuando no se sobrepasen las dos unidades a la semana, pudiendo comer mayor cantidad de claras, ya que el colesterol se encuentra en la yema.

ALIMENTOS RICOS EN POLIFENOLES

El consumo de alimentos ricos en polifenoles, aportan importantes antioxidantes, que frenan la oxidación del HDL y aumentan en gran manera sus niveles, como las bayas, el cacao, el té, y el zumo de arándano entre otros.

Con información de Mejorconsalud.com

 

 

Consultorio Virtual: el estrés en los deportistas

 

En esta nueva entrega del Consultorio Virtual, nuestra profesional invitada Marisol Estupiñán Duarte, nos hablará acerca del estrés en los deportistas, aspecto que puede ser fundamental al momento de marcar la diferencia entre un triunfo o una derrota.

pma

¿CÓMO TRATAR EL ESTRÉS EN LOS DEPORTISTAS?

Cuando el estrés se presenta de forma crónica (organismo sobreestimulado), el estrés se convierte en distrés. De hecho, algunas situaciones deportivas producen dos tipos de síntomas negativos: físicos (aumento de la frecuencia cardiacarespiratoria, tensión muscular y sudoración) y mentales (miedo, ansiedad, preocupación). A pesar de ello, no debemos olvidar que el estrés positivo también existe, pues prepara el organismo del deportista para aumentar su rendimiento.

Los jugadores de elite, ya sea de fútbol, baloncesto o cualquier otro deporte, inevitablemente viven bajo el estrés durante su carrera deportiva y muchas situaciones interfieren en el resultado deportivo. El tratamiento del estrés puede ser complicado y difícil, ya que existen diferentes tipos

Así lo han manifestado varios especialistas, entre ellos el doctor Carlos Díez, director de los Servicios Médicos Sanitas - Real Madrid.

TIPOS DE ESTRÉS

- Estrés agudo. Es la forma de estrés más común. Proviene de las demandas y las presiones del pasado inmediato y se anticipa a las demandas y presiones del próximo futuro. El estrés agudo es estimulante y excitante a pequeñas dosis, pero demasiado resulta agotador.

- Estrés agudo episódico. Con frecuencia, los que padecen estrés agudo reaccionan de forma descontrolada, muy emocional y se muestran irritables, ansiosos y tensos. Según Carlos Díez, “a menudo se describen a sí mismos como personas que tienen mucha energía nerviosa”.

- Estrés crónico. Cuando el estrés se presenta de forma crónica (el organismo sobreestimulado) el estrés se convierte en distrés. El estrés crónico puede darse ya sea por una exposición prolongada y continua a factores estresantes externos o por condiciones crónicas o prolongadas de la respuesta al estrés (como en sujetos deprimidos y en el estrés postraumático).

inco1

ALGUNAS ESTRATEGIAS PARA DISMINUIR EL ESTRÉS

Según los especialistas de los Servicios Médicos Sanitas - Real Madrid, existen dos tipos de estrategias para disminuir el estrés:

- Técnica de resolución de problemas. Creada por Thomas D´Zurilla y Marvin Goldfried en 1971, consiste en una estrategia de cinco pasos para encontrar solución a cualquier tipo de problema con el que nos encontremos.

Los cinco pasos para resolver un problema son:

1. Especificar el problema.
2. Concretar la respuesta que como hábito damos al problema.
3. Hacer una lista con soluciones alternativas.
4. Valorar las consecuencias de cada alternativa.
5. Valorar los resultados.

REGULACIÓN EMOCIONAL PARA REDUCIR EL ESTRÉS

La mayoría de estos métodos de intervención están apoyados en el control cognitivo de los elementos y las respuestas emitidas. Entre los métodos más conocidos están:

- El modelo que trabaja sobre la capacidad de autocontrol del sujeto para no ser sensible a los elementos del ambiente creado por Marvin Goldfried.

- El modelo del doctor Richard Suinn, que desarrolla un sistema donde se trabaja en el control de las respuestas de ansiedad que emite el individuo, para no alcanzar la fase de desmoronamiento.

- El método de Inoculación de estrés, que probablemente es el más utilizado en la actualidad y pretende crear una respuesta de relajación orgánica incompatible con las respuestas fisiológicas de afrontamiento.

El doctor Díez asegura que cuando las exigencias de la competencia comienzan a afectar a los jugadores, se suelen recomendar las siguientes técnicas de relajación:

- Respiración profunda: para lo que es necesario encontrar un lugar tranquilo para sentarse. Una vez hecho esto, inhalar lentamente por la nariz, llevando el aire hasta lo más profundo de los pulmones. Aguantar la respiración durante unos 4 segundos y luego exhalar lentamente. Es recomendable repetir el ejercicio cinco veces.

- Relajación muscular: Se contrae un grupo de músculos y se mantienen tensos durante unos 4 segundos antes de soltar. Hay que repetir el ejercicio cinco veces, seleccionando diferentes grupos musculares.

- Visualización: Para llevar este ejercicio a buen puerto hay que cerrar los ojos e imaginar un lugar tranquilo o un evento agradable del pasado, recordando las hermosas vistas y los sonidos felices. Una vez hecho esto, imaginar el estrés fluyendo lejos de nuestro cuerpo o visualizar el éxito. Las personas que asesoran a jugadores competitivos suelen recomendar que se imaginen completando un pase, realizando un tiro o marcando un gol, una y otra vez. Luego, el día del juego, hay que recordar las imágenes para ayudar a calmar los nervios y aumentar la confianza en uno mismo.

- La atención: Cuidado con los pensamientos negativos. Ya sea en la preparación para una competencia o haciendo frente a una derrota, el deportista debe repetirse a sí mismo: "¡Aprendo de mis errores!" "¡Estoy controlando de mis sentimientos!" "¡Yo puedo ganar hoy, meter este gol o hacer esa canasta!".

PREPARACIÓN PSICOLÓGICA EN LOS DEPORTISTAS

inco2

Tal es la profesionalización y especialización del deporte actual, que a la preparación física, técnica y táctica es necesario sumar la preparación psicológica. Los niveles de exigencia y competitividad actuales requieren un abordaje integral, permanente, personalizado y desarrollado por profesionales para obtener los mejores resultados deportivos.

En cuanto a las condiciones imprescindibles para la consecución de triunfos, “el deportista debe estar preparado psíquica y emocionalmente. Es necesario eliminar los miedos, dudas y presiones que pueda tener, para lograr así un óptimo estado mental en competición”, asegura el director de los Servicios Médicos Sanitas - Real Madrid.

El objetivo de esta preparación es desarrollar las cualidades psíquicas que el deportista necesita para alcanzar un alto nivel de perfeccionamiento deportivo, estabilidad psíquica y disposición para intervenir en grandes eventos. Así, la preparación psicológica contribuye de forma muy importante a:

- El perfeccionamiento de los procesos psíquicos como son la atención, la motivación, la autoconfianza y la memoria, importantes para alcanzar el máximo nivel.
- Formar cualidades psíquicas de la personalidad del deportista.
- Crear estados psíquicos óptimos para la competición.
- Fomentar la habilidad de controlar estados psíquicos en condiciones extremas.
- Desarrollar conocimientos acerca de las competiciones que se celebran.

Marisol Estupiñán Duarte
Fisioterapeuta profesional
Therapy Sport center
Canchas Minuto 90
Yopal, Casanare

Con información de runners.es

Alimentos que ayudan a eliminar la grasa de los muslos

 

Si estás buscando cómo eliminar la grasa de los muslos, Deya Cano, experta en nutrición, explica qué alimentos pueden ayudar a lograrlo.

No es que existan alimentos con poderes mágicos para reducir la grasa de los muslos, es simplemente ser constante y combinarlos con ejercicio al menos tres veces por semana

pormuslos

¿Qué se necesita?

2 dientes de ajo
20 gramos de jengibre
Una taza de agua caliente
Té verde (de preferencia descafeinado)
Jugo de ½ limón

¿Cómo integrarlos a tu alimentación?

Los ajos los puedes consumir crudos o cocidos. Si sientes que su sabor es muy fuerte, combínalos con otros alimentos.

El jengibre lo puedes consumir rayado o en trozos, con unas gotitas se limón y sal de mar.

En las mañanas y la noche bebe té verde con unas gotitas de limón.

Si los consumes por 7 días, reducirás el grosor de tus mulsos de 1 a 2 centímetros.

Con información de Salud180.com
@DeyaCano1

 

¿Qué pasa en tu cuerpo cuando dejas de hacer ejercicio?

 

Es normal que a lo largo de tu entrenamiento te saltes un día o dos, pero, ¿qué pasa en tu cuerpo cuando dejas de hacer ejercicio y conviertes esas pocas sesiones en un mes o dos? Hay personas a las que su “periodo de descanso” les dura incluso más tiempo.
Después de este tiempo es muy difícil (OJO, no imposible) encontrar motivación para retomar el camino.

pcuer

Por estas razones es tan importante que entiendas qué pasa en tu cuerpo cuando dejas de hacer ejercicio:

1 - 3 DÍAS SIN EJERCICIO

Saltarte de uno a 3 entrenamientos no es tan grave, incluso después de un entrenamiento fuerte, tu cuerpo te va a agradecer que te tomes un descansado. Esto es ideal para que tu cuerpo se recupere, los músculos se fortalezcan y recuperes la fuerza.

1 SEMANA SIN EJERCICIO…

Las fibras de tus músculos empiezan a suavizarse y generalmente retienes muchos líquidos. Puedes llegar a sentir un poco de hinchazón y cansancio, ya que los niveles de energía en tu cuerpo están desbalanceados. Aquí es donde la mayoría de la gente cae, sobre todo cuando se te atraviesa un periodo de vacaciones.

Si no puedes seguir tu rutina normal, es recomendable que al menos salgas a dar un paseo caminando, subas escaleras o te actives de alguna otra manera.

DESPUÉS DE UN PAR DE SEMANAS…

Las cosas en general se empiezan a alentar, incluso puedes sentir cambios es tu sistema digestivo, este se vuelve más lento y puedes presentar algo de estreñimiento. A nivel celular los niveles de energía también decaen y tu resistencia cardiovascular se empieza a hacer más lenta. Puede que hasta subir las escaleras te empiece a costar trabajo.

QUÉ PASA EN TU CUERPO CUANDO DEJAS DE HACER EJERCICIO DURANTE UN MES…

Lo que habías ganado en resistencia y fuerza termina por desaparecer. Cada vez tienes menos músculos y empiezas a acumular más grasa corporal. El estrés y el insomnio puedes llegar a ser más fuertes y frecuentes.

6 MESES O MÁS…

Tus niveles de energía están súper bajos, tu metabolismo está por los suelos y tu cuerpo a entrado en un estado de “reposo” por lo que acumulará más calorías formando más grasa y menos músculo. Tu corazón y tus pulmones trabajan con mayor dificultad porque la sangre circula más lento.

1 AÑO A MÁS

Tu porcentaje de grasa corporal ha aumentado dramáticamente. Has perdido la mayoría de tu músculo y tu metabolismo está a paso tortuga. El riesgo de que tu presión arterial suba y de que tu cuerpo sea más propenso a obtener diabetes, es cada vez mayor. Si tienes insomnio o algo de depresión, es muy probable que esta sea la causa.

Quizás estos cambios no sean tan notorios al principio, sin embargo, tu cuerpo lo siente y lo resiente

OTROS DATOS INTERESANTES:

• Los músculos que usas de forma más común como los tendones de las piernas, pierden su tono muscular más lento que los grupos musculares más pequeños como los del abdomen.

• Es mucho más común que elijas una hamburguesa o algo de la comida rápida cuando te has saltado un día de ejercicio. Cuando estás en un “mood fit” y haces ejercicio diario, es más fácil que te resistas a un antojo y que prefieras una comida saludable.

• Los niveles de endorfinas a los que tu cuerpo estaba acostumbrado, han decaído, por lo tanto, tendrás más estrés acumulado, más ansiedad y los cambios de humor pueden ser más frecuentes

• Es mucho más difícil volver al camino, mientras dejes pasar más tiempo. Tu motivación se esfuma más lejos con cada día que pasa, por lo que cuando te des cuenta, te será peor volver a empezar.

Con información de gymetime.tv

 

6 hábitos nocturnos que afectan su salud

Cenar pesado, ver la televisión y revisar el teléfono, son algunos de los hábitos que se deben evitar antes de ir a la cama. Estas acciones pueden incluso contribuir a incrementar el peso corporal hasta en 50%, ya que incitan a comer más calorías durante el día, señala un estudio de la The Ohio State University.

De acuerdo con la investigación, exponerse a la luz durante la noche puede alterar el funcionamiento adecuado del metabolismo y disminuir la sensación de saciedad, lo que llevará a quemar menos calorías y comer de más.

poranoc

HÁBITOS QUE DEBES EVITAR

Además de producir aumento de peso, existen otros hábitos nocturnos que pueden ocasionar insomnio y otros inconvenientes.

1. Lavar la ropa

Este hábito incrementa los niveles de energía cuando se supone que deben estar bajos para poder conciliar el sueño, indica en entrevista, Ulises Jiménez Correa, director de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

2. Leer

Tratar de inducir el sueño mediante la lectura no es funcional, de hecho sucede todo lo contrario. Debido a que hay una luz encendida se estimula al cerebro a trabajar nuevamente a un ritmo acelerado, informa Ulises Jiménez. Mejor acuéstese, apague las luces y espera a que el sueño aparezca.

3. Comer un postre

internoc

Introducir cantidades altas de azúcar en el organismo durante la noche impide que el metabolismo tenga tiempo y energía para quemarla, lo cual perjudica el peso, afirma Kathleen Zelman, portavoz de la Academy of Nutrition and Dietetics. Por ello, cena ligero y evita los dulces.

4. Armar tu agenda de trabajo

Querer que todo sea perfecto solo te hará trabajar más duro y por más tiempo del necesario, afirma Irene S. Levine, profesora de psiquiatría en la New York University School of Medicine. Debes dejarte espacio en las noches para disfrutar de la familia y de un tiempo para poder relajarse o realizar actividades placenteras.

5. Arrullarte con la radio

Por más que la ames, es información que entra a tu cerebro y que tiene que procesar, lo cual evita que se programe para dormir y te mantiene atento. La recomendación del médico Ulises Jiménez es escuchar música de relajación hasta media hora antes de irte a la cama.

6. Beber vino

El alcohol tiene un efecto “rebote” cuando es metabolizado, es decir al principio experimentas una sensación sedante que te hace dormir, pero al paso del tiempo aumenta la producción de adrenalina lo que te hará despertar en la madrugada, indica el neurólogo Allen Towfigh.

Mientras más tiempo tengas un hábito más te tomará cambiarlo, de acuerdo con una investigación de la University College London a cargo de Phillipa Lally, puedes lograrlo en 66 días aproximadamente

Con información de Salud180.com

 

 

Errores comunes que dañan los efectos positivos del entrenamiento

 

A pesar de lo que podríamos pensar, un entrenamiento físico no termina cuando dejamos de correr o levantar pesas.

En muchas ocasiones cometemos los primeros errores justo después de finalizar nuestro entrenamiento ya sea por dejadez o por simple desconocimiento.

Con información de Juan Francisco Marco, profesor del Centro de Alto Rendimiento de Ciencia Deportiva, Entrenamiento y Fitness, hemos podido elaborar una lista con los malos hábitos más comunes en los que solemos caer después de realizar una actividad física.

Estos son algunos de los fallos que tiran por la borda todo el esfuerzo de tu entrenamiento:

1- NO HIDRATARTE

Es necesario que estemos bien hidratados antes, durante y después de realizar ejercicio. El agua es parte fundamental de todas nuestras funciones biológicas, por lo que no debemos olvidar reponer el agua que gastamos durante un entrenamiento. Después de realizar cualquier ejercicio intenso es muy recomendable consumir alguna bebida isotónica.

Es importante no confundir las bebidas isotónicas con las energéticas que están fabricadas a base de taurina o guaraná. Estas bebidas estimulantes activan el organismo en lugar de llevarnos de vuelta a la calma y normalizar nuestros niveles fisiológicos.

2- NO COMER DESPUÉS DEL ENTRENAMIENTO

inco1

Además de hidratarnos correctamente necesitaremos reponer los depósitos de glucógenos para restaurar la energía perdida y las proteínas quemadas para reparar las microroturas que se producen a nivel muscular.

Aunque muchas personas optan por los batidos post-entrenamiento, es suficiente con una alimentación normal. Debemos recordar que el hecho de hacer ejercicio no nos da derecho a comer cualquier cosa.

Para recuperar proteína se recomienda que esta sea de absorción rápida para aprovechar la congestión del músculo, cuando está más contraído y tiene un mayor riego sanguíneo.

Podemos encontrar este tipo de proteína en el atún y la soja entre otros.

En cuanto al glucógeno, se recomienda restablecer los niveles a través de carbohidratos de absorción media o lenta como pueden ser el arroz, la pasta o los cereales.

3- NO ABRIGARSE

Cuando nos acaloramos tras realizar ejercicio solemos cometer el error de abrigarnos muy poco o incluso dejarlo para después. Este hábito tan común afecta negativamente a nuestro organismo ya que este se esforzará para que nos recuperemos del trabajo realizado haciendo que nuestras defensas bajen, será por tanto en ese momento cuando seremos más débiles ante posibles enfermedades.

Lo mejor siempre será comenzar a realizar el ejercicio abrigado para mantener el calor corporal e ir destapando el cuerpo mientras se va realizando el calentamiento. Una vez finalizado el ejercicio nos abrigaremos por completo hasta que hayamos nuestra temperatura.

4- ESTAR EN ABSOLUTO REPOSO

inco2

Por más intensa que sea nuestra rutina de ejercicio, nunca conseguirá contrarrestar el efecto negativo que supone permanecer totalmente inmóvil durante demasiado tiempo. Es importante no caer en la tentación de tirarnos al sofá después de llegar del gimnasio. Puede ser contraproducente pasar de un ejercicio intenso a la inactividad de forma inmediata. Es necesario desacelerar el cuerpo progresivamente manteniéndolo activo con cualquier actividad de una intensidad mínima.

5- NO ESTIRAR

Es imprescindible que los músculos se relajen y estabilicemos nuestro sistema cardiorrespiratorio una vez que hemos realizado cualquier actividad física.

Para conseguirlo es tan simple como realizar alguna serie de estiramientos suaves para descargar la tensión de los músculos. Lo más recomendable es hacerlo de manera que haya una mínima tensión muscular durante 15 o 20 segundos por estiramiento y que no hagamos más de dos estiramientos por músculo.

6- NO DUCHARTE

Más allá del tema higiénico, una ducha fría tras un ejercicio estimula la circulación sanguínea, congestiona la masa muscular, tonifica la piel y ayuda con la lipólisis, un proceso metabólico en el que se queman lípidos debido a un cambio muy brusco de temperatura.

7- FUMAR

inco3

Puede resultar obvio, pero muchas personas caen en este fallo tan evidente y buscan en sus mochilas los cigarrillos minutos después de realizar una actividad física con el fin de relajarse. El problema es que si fumar es dañino de por sí, el efecto se multiplica cuando nuestro sistema respiratorio está más activo, de manera que una mayor cantidad de toxinas propias del tabaco entra más fácilmente a los pulmones y al organismo.

Con información de Rolloid.net

 

Receta: un snack delicioso y fácil de preparar


Te aseguramos que nunca ha sido más fácil llevar un estilo de vida saludable y no tener remordimientos al comer. Te presentamos un snack fácil de hacer y los más importante sigue siendo saludable, deliciosas paletas de fresa y yogurt griego con proteína.

Cocinar es divertido y más fácil si lo hacen con amor y creatividad ideal para calmar antojos solo abrir tu nevera y ya está; con un amplio valor nutricional de vitaminas B-2, B-12, potasio, magnesio y los prebióticos necesarios para mejorar tu función intestinal

Beneficios de la paleta de fresas:

• Yogur griego:  No solo es sabroso, también destaca por saludable. Conoce aquí los múltiples beneficios de este alimento, que se impone como una excelente opción para el desayuno .Este producto contiene el doble de proteínas que el yogur convencional y además tiene menor cantidad de azúcar añadida y, por lo general, también menos calorías. resulta ventajoso principalmente para los niños, mujeres embarazadas y adultos mayores, quienes requieren un consumo de proteínas de alto valor biológico para un adecuado desarrollo del sistema inmunológico y cerebral.

• Leche de almendras: Es importante el consumo de leche de almendras para las personas con niveles de colesterol alto o triglicéridos. Para los intolerantes a la lactosa, es recomendable su consumo pues ayuda a realizar una digestión lo menos pesada posible. Su alto contenido en potasio es aconsejable para las diarreas o vómitos donde se reducen los niveles de potasio, la leche ayuda a recuperarla. En numerosos casos, las personas que padecen de gastritis o problemas gastrointestinales cambian su dieta incluyendo la leche de almendras porque les aporta una mejoría reconocible. Contiene un nivel de fibra soluble e insoluble por lo que protege la pared del intestino sobre todo a favor del colon, ayuda a regular la absorción de los azúcares y el colesterol.

• Whey Protein: La proteína de suero de leche contiene la combinación perfecta de aminoácidos y en las concentraciones adecuadas para un rendimiento óptimo en el cuerpo. Las respuestas hormonales y celulares parecen ser mucho mayores con la suplementación con proteína de whey. Algunos de los beneficios de consumir proteína de suero son la construcción de masa muscular, pérdida de peso sobre todo en función de la grasa, mejoría del sistema inmunológico, aceleración en la recuperación del cuerpo durante la enfermedad, y la ayuda en la protección del cuerpo contra enfermedades graves.

• Stevia: Es un edulcorante obtenido de esta planta, presenta efectos beneficiosos en la absorción de la grasa y regulación de la presión arterial y es utilizado como reemplazante del azúcar para personas que sufren de diabetes, ya que no incrementa los niveles de azúcar en la sangre; por el contrario, estudios han demostrado su propiedad hipoglucemica, mejorando la tolerancia a la glucosa. Recomendado para los diabéticos. Varios trabajos reportan que el consumo de esteviosido regulan los niveles de azúcar en la sangre, reduce la ansiedad y la apetencia por alimentos dulces.

• Fresas: Una fruta con abundantes propiedades de vitaminas y minerales para mantener en buen estado el organismo. Un aporte de vitaminas adecuado ayuda a tener una buena coagulación, defensas sanas, estabilización de las hormonas femeninas o un correcto crecimiento óseo. También ayudan a bajar de peso, previenen problemas cardiovasculares, son hidratantes, mejoran el estado de la piel y fortalecen el sistema inmunológico. Las antocianinas son las encargadas también de aportar a las fresas la capacidad para suprimir las respuestas inflamatorias del cuerpo. Esto produce se reduzca el nivel de colesterol y se evite el riesgo de sufrir hipertensión. Se han llevado estudios que afirman que, las mujeres que consumen fresas o arándanos dos o tres veces por semana, pueden reducir el riesgo de padecer un infarto de miocardio en un 32%.

psnk

Por: Richard Piragauta, experto en nutrición y coach de Crossfit
Facebook: The Caveman – Paleo Modern

 

Página 10 de 14

[Anuncio] Content-bottom Vida saludable